Queremos que nuestro Centro sea un lugar cercano, familiar y seguro, donde cada niño/a se sienta acogido/a y respetado/a. El/a niño/a al que nos dirigimos es alguien único, irrepetible y frágil.
Entendemos que educar es mucho más que transmitir conocimientos, es cultivar en el niño el pensamiento, el juicio, la sensibilidad, la ética, la conciencia moral, la tolerancia, el sentido de la gratitud, el arte de ser feliz… Es conseguir que cada niño desarrolle al máximo sus capacidades y crezca en todas las dimensiones, de mente y de espíritu.
Educar es una tarea compartida, la familia en este aspecto adquiere una importancia crucial. Cuanta mayor implicación tenga la familia en el proyecto educativo del centro, mejores y más satisfactorios serán los efectos sobre el niño y así conseguir una persona abierta al encuentro con el otro, que vive, integra y desarrolla sus emociones, libre y responsable, consciente de su fragilidad, abierta a lo trascendente, arraigada en la historia, abierta a una sociedad plural, esperanzada, con sentido crítico y conciencia moral, comprometida con la justicia y los derechos humanos, sociable y compasiva.
 
 
OBJETIVOS GENERALES DE LA ETAPA:

A).-Construir su propia identidad e ir formándose una imagen ajustada y positiva de sí mismos, tomando gradualmente conciencia de sus emociones y sentimientos a través del conocimiento y valoración de las características propias, sus posibilidades y límites.
 
B).-Adquirir autonomía en la realización de sus actividades habituales y en la práctica de hábitos básicos de salud y bienestar y desarrollar su capacidad de iniciativa.
 
C).-Establecer relaciones sociales satisfactorias en ámbitos cada vez más amplios, teniendo en cuenta las emociones, sentimientos y puntos de vista de los demás, así como adquirir gradualmente pautas de convivencia y estrategias en la resolución pacífica de conflictos.
 
D) Observar y explorar su entorno físico, natural, social y cultural, generando interpretaciones de algunos fenómenos y hechos significativos para conocer y comprender la realidad y participar en ella de forma crítica.
 
E).-Comprender y representar algunas nociones y relaciones lógicas y matemáticas referidas a situaciones de la vida cotidiana, acercándose a estrategias de resolución de problemas.
 
F).-Representar aspectos de la realidad vivida o imaginada de forma de cada vez más personal y ajustada a los distintos contextos y situaciones, desarrollando competencias comunicativas en diferentes lenguajes y formas de expresión.
 
G).-Utilizar el lenguaje oral de forma cada vez más adecuada a las diferentes situaciones de comunicación para comprender y ser comprendido por los otros.
 
H).-Aproximarse a la lectura y escritura en situaciones de la vida cotidiana a través de diversos textos relacionados con la vida cotidiana, valorando el lenguaje escrito como instrumento de comunicación, representación y disfrute.
 
I).- Conocer y participar en algunas manifestaciones culturales y artísticas de su entorno, teniendo en cuenta su diversidad y desarrollando actitudes de interés, aprecio y respeto hacia la cultura andaluza y la pluralidad cultural.
 
 
ÁREAS DE LA EDUCACIÓN INFANTIL:
1.-Conocimiento de sí mismo y autonomía personal.
Bloque I: la identidad personal, el cuerpo y los demás.
Bloque II: vida cotidiana, autonomía y juego.
 
2.-Conocimiento del entorno:
Bloque I: Medio físico: elementos, relaciones y medidas, objetos, acciones y relaciones. La presentación matemática.
Bloque II: Acercamiento a la naturaleza.
Bloque III: Vida en sociedad y cultura.
 
3.-Lenguajes: Comunicación y representación:
Bloque I: Lenguaje corporal.
Bloque II: Lenguaje verbal (escuchar, hablar y conversar). Aproximación a la lengua escrita.
Bloque III: Lenguaje artístico: musical y plástico y medios audiovisuales y las tecnologías de la información y comunicación.
 
METODOLOGÍA:
Trabajamos desde un enfoque globalizador, permitiendo a los niños y niñas abordar las experiencias de aprendizaje de forma global, poniendo en juego de forma interrelacionada, mecanismos afectivos, intelectuales, expresivos. Así mismo, estableceremos múltiples y diversas relaciones entre lo que ya sabe o ha vivido (conocimientos previos, necesidades y motivaciones de cada niño/a) y aquello que es un nuevo aprendizaje. Por ello, desarrollamos situaciones didácticas que responden a diferentes intereses y niveles de aprendizaje, trabajando dentro del aula en pequeños grupos, parejas, tríos, individualmente,… propiciando la participación activa de éstos, fomentando sus aportaciones, estimulando el desarrollo de sus potencialidades y facilitando su interacción con personas adultas, con los iguales y con el medio, creando a su vez un ambiente de confianza.
Damos una especial importancia al juego como instrumento de intervención educativa. Cobra especial importancia el juego simbólico, ya que a través de él los niños y niñas comprenden e interpretan el mundo que les rodea.
Damos una especial importancia a la detección y atención temprana de niños/as con necesidades educativas especiales, trabajando para ello conjuntamente con el Dpto. de Orientación del Centro.